Mikhail Tahl   Paul Charles Morphy AJEDREZ DE ATAQUE

Alexander Alekhine   Adolf Anderssen

         |  Inicio  |  La Diosa Caissa  |                                                                                                                                                   |  E-mail  Correo interno  |

 

Napoleón y el ajedrez

Napoleón Bonaparte

( Autor : Javier Cordero Fernández - © Ajedrez de ataque )

             En este artículo veremos la relación de uno de los grandes personajes de la historia con el ajedrez, a través de 3 partidas que jugó y que han llegado hasta nuestros días.

             Napoleón nació en Ajaccio, población de la isla de Córcega, el 15 de Agosto de 1769. Falleció el 5 de Mayo de 1821 en Santa Elena. Tras cosechar muchos éxitos militares en su juventud, Napoleón dio un golpe de estado en 1799 que le llevó a gobernar Francia hasta 1814, año en que fue derrotado y obligado a abdicar (tras fracasar su intento de conquistar Rusia). No voy a insistir en una historia que todos conoceréis y me voy a centrar en lo que el ajedrez supuso para Napoleón.

             Napoleón, al igual que muchos personajes destacados de su época, era un enamorado del ajedrez, juego al que tenía en alta consideración: "El ajedrez es un juego sin par, regio e imperial". A pesar de ello, Napoleón no tenía grandes conocimientos sobre la teoría del juego (sobre todo de las aperturas), pero supo llevar su gran sentido estratégico al tablero y consiguió jugar con brillantez ocasionalmente. Conozcamos como era su estilo de la mejor forma que se puede hacer, viendo sus partidas:


1ª Partida : Madame Remusat - Napoleón,  París  1802

Mme. Remusat - Bonaparte, Napoleón

Paris 1802

1.e4 Cf6 2.d3 Cc6 3.f4 e5 4.fxe5 Cxe5 5.Cc3 Cfg4 6.d4 Dh4+ 7.g3 Df6 8.Ch3 Cf3+ 9.Re2 Cxd4+ 10.Rd3 Ce5+ 11.Rxd4 Ac5+ 12.Rxc5 Db6+ 13.Rd5 Dd6++ 0–1

Después de 10.Rd3

 

Dibujo de Napoléon jugando contra Mme. Remusat

             Madame de Remusat era una de las damas de honor de Josefina (esposa de Napoleón), conoció íntimamente a  toda la familia Bonaparte, con la que convivió durante  6  años. Ella fue la encargada de escribir las memorias del  General, en la que es considerada su biografía más fiable. Napoleón nunca fue capaz de escribir sobre si mismo, por lo que hay que fiarse de lo escrito por terceras personas.

                                              

             Napoleón jugó esta partida sabiendo que esa misma noche iban a fusilar a uno de sus más duros adversarios, el duque de Enghien, lo cual seguro que influyó en la forma de jugar del corso que fue muy agresiva (hostigó al monarca de las blancas hasta llevarlo al centro y allí darle un bonito mate).

 

             En la partida se aprecia como Napoleón comienza desplegando sus caballos, algo que le gustaba hacer porque reproducía fielmente sus estrategias en el campo de batalla real, donde solía abrir la lucha con la caballería, para más tarde dar paso a la infantería que atacaba sobre la brecha abierta por sus compañeros.

             Su forma de jugar al ajedrez era la prolongación de su temperamento en la vida real. Buscaba la sorpresa con meditadas combinaciones, de la misma forma que en sus batallas utilizaba estrategias que el enemigo jamás esperaba. Hay que decir que Napoleón no era un jugador de ajedrez demasiado brillante, pero su entusiasmo por el juego está más que comprobado (como sus frecuentes visitas al café de la Regencé (París), donde se jugaba durante todo el día al juego de reyes).


2ª Partida : Napoleón - Automaton,  Viena  1809

Bonaparte, Napoleón - Autómata 'El turco'

Viena 1809

1.e4 e5 2.Df3 Cc6 3.Ac4 Cf6 4.Ce2 Ac5 5.a3 d6 6.0–0 Ag4 7.Dd3 Ch5 8.h3 Axe2 9.Dxe2 Cf4 10.De1 Cd4 11.Ab3 Cxh3+ 12.Rh2 Dh4 13.g3 Cf3+ 14.Rg2 Cxe1+ 15.Txe1 Dg4 16.d3 Axf2 17.Th1 Dxg3+ 18.Rf1 Ad4 19.Re2 Dg2+ 20.Rd1 Dxh1+ 21.Rd2 Dg2+ 22.Re1 Cg1 23.Cc3 Axc3+ 24.bxc3 De2++ 0–1

Después de 11.Ab3

 

Dibujo del Turco

             Tal era la pasión de Napoleón por el ajedrez que aceptó desplazarse a Viena para jugar con el famoso Automaton (El autómata, también llamado "El turco"). La fama de este artilugio se había extendido por toda Europa y muchos fueron los que creyeron que podían vencer a esta máquina infernal... aunque muy pocos lo consiguieron.

             'El turco' fue creado por Wolfwang Von Kempelen (científico eslovaco), aunque fue cambiando de amo a lo largo de los años. Napoleón conocía la fama de la máquina (hasta Edgar Allan Poe había escrito sobre ella en "El jugador de ajedrez de Maelzel") y no pudo resistirse a jugar con ella varias partidas (perdiendo todas).

 

             En el  dibujo se puede apreciar la apariencia de la máquina. Por dentro estaba llena de cables y su autor sostenía que funcionaba a base de campos magnéticos. Varias eran las opiniones a este respecto: se decía que funcionaba a base de unos hilos invisibles, otros aseguraban que era un pacto de su creador con el diablo, pero la opinión más extendida, y la menos estrambótica, es que  dentro de la máquina había un jugador que movía las piezas.

             Napoleón jugó tres veces con "El turco" y perdió las tres partidas, pero lo que no sabía es que en realidad había perdido con Johann Allgaier (fuerte jugador de la época). Tras la 3ª derrota, Napoleón perdió el dominio de si mismo y golpeó el tablero haciendo que todas las piezas se desparramasen por la habitación.

Dibujo de Napoleón ante el autómata. La partida es seguida por un gran número de cortesanos

             Lo que Napoleón ignoraba es que sus adversarios conocían su afición por el ajedrez y habían decidido tenderle una trampa con la intención de apresarle mientras jugaba contra el autómata. Esa era la razón por la que fue invitado a Viena para disputar las 3 partidas, aunque el plan fracasó y el Emperador logró huir de la ciudad sin ser apresado.

             Otros personajes famosos fueron derrotados por esta máquina diabólica: el duque ruso Pavel, Federico II de Prusia y Catalina II.

Sello donde se ve a Napoleón jugando con el Turco


3ª Partida : Napoleón - Bertrand,  Santa Elena  1818

Bonaparte, Napoleón - Bertrand

Santa Elena 1818

1.Cf3 Cc6 2.e4 e5 3.d4 Cxd4 4.Cxd4 exd4 5.Ac4 Ac5 6.c3 De7 7.0–0 De5 8.f4 dxc3+ 9.Rh1 cxb2 10.Axf7+ Rd8 11.fxe5 bxa1D 12.Axg8 Ae7 13.Db3 a5 14.Tf8+ Axf8 15.Ag5+ Ae7 16.Axe7+ Rxe7 17.Df7+ Rd8 18.Df8++ 1–0

Después de 9...cxb2

 

Retrato de Napoleón Bonaparte

             Bertrand fue un general francés que sirvió a las ordenes de Napoleón, era uno de sus más fieles colaboradores y por eso compartió el destierro de su Emperador en la Isla de Santa Elena, tras ser expulsado éste del poder. El ajedrez era uno de los pocos pasatiempos de que disponían en la isla y se sabe que fueron muchas las partidas que jugaron.

             En esta partida se puede apreciar el carácter opuesto de ambos contendientes. Napoleón busca un ataque que sirva para destrozar la defensa del adversario, aun a costa de sacrificar alguna pieza. Bertrand juega a la defensiva, esperando una oportunidad de lanzar un contraataque basado en su superioridad material. Esto se manifiesta desde el comienzo de la partida, donde Napoleón despliega sus fuerzas con rapidez y Bertrand busca colocar las suyas en posiciones defensivas para repeler el inminente ataque. Finalmente vence la audacia del Emperador y su estilo más atrevido.

 

             Aprovechando que la afición de Napoleón al ajedrez era conocida por todos, sus partidarios idearon un plan para que se fugase de Santa Elena. Le regalaron un ajedrez con piezas talladas en marfil, sabiendo que dicho regalo no despertaría sospechas entre sus captores. Dentro de este ajedrez había un plan perfectamente detallado para que el general corso huyese de su isla-prisión. Esto no llegó a ocurrir, ya que Napoleón estaba en el fin de sus días y no se vio con fuerzas para emprender la dura empresa de recuperar su libertad.


4ª partida : Napoleón - D'Orville,  Poznan  1806

NOTACIÓN FEN: 7k/7b/8/p1P1Kp2/5B2/p7/8/8 w - - 0 1

1.c6 a2 2.Rf6 a1=D+ 3.Ae5 Da2 4.c7 Dc4 5.c8=D+ Dxc8 6.Rf7++ 1–0

           De este partida no se tiene ningún dato, sólo que fue disputada en el Castillo de Poznan (Polonia). Nada se sabe del rival. Ni siquiera se conoce la partida completa, sólo cómo Napoleón remató la lucha y se apuntó la victoria en una posición que parecía perdedora.

Dibujo de Napoleón ante un tablero de ajedrez


NOTA IMPORTANTE (27-02-2011): Según lo publicado por el GM Youri Averbach en uno de sus libros, varias de las partidas jugadas por Napoleón que se han conservado son falsas, fueron inventadas por el campeón francés del siglo XIX Pierre Charles Saint Amant, con la idea de ensalzar al personaje. Según Averbach, sólo la partida ante el Turco es real, el resto fueron invenciones de la retorcida mente de Saint Amant. La verdad es que si todas las crónicas coinciden en que Napoleón era un jugador bastante flojo, parece extraño que jugase dos partidas del nivel de las disputadas ante Bertrand y Mme. Remusat. De todas formas, he decidido no cambiar el artículo, sirva pues como tributo a la pícara y brillante mente de Saint Amant que inventó las partidas y a Napoleón, que tenía tanta afición al ajedrez como cualquiera de nosotros.

 

 

 

 

 

© Ajedrez de ataque. Todos los derechos reservados

Volver