Mikhail Tahl   Paul Charles Morphy AJEDREZ DE ATAQUE

Alexander Alekhine   Adolf Anderssen

         |  Inicio  |  La Diosa Caissa  |                                                                                                                                                   |  E-mail  Correo interno  |

 

El autómata Mephisto

Isidor Gunsberg

( Autor : Javier Cordero Fernández - © Ajedrez de ataque )

          Otro artilugio diseñado para embaucar a los crédulos nació en el año 1878 (posterior al Turco y a Ajeeb). Charles Godfrey Gümpel, fabricante de miembros ortopédicos en Londres, trabajó durante 7 años para crear a Mephisto, al que presentó y exhibió por primera vez en su casa de Leicester Square.

          Mephisto era algo más extravagante que sus predecesores, y eso es mucho decir. Su muñeco tenía el rostro de Mefistófeles, iba vestido de terciopelo rojo, tenía la cabeza afeitada y un sombrero de color rosa con dos plumas; uno de sus pies era humano y el otro era una pata de animal, con pezuña. Este "precioso" muñeco estaba sentado ante un tablero plano y no había compartimentos donde un hombre pudiese estar escondido (como en "El Turco"). Además, el público era invitado a inspeccionar el artilugio antes de cada exhibición, con la intención de demostrar que no existía ningún jugador en su interior.

          Se pensó que al fin se había inventado una máquina capaz de jugar al ajedrez y que lo hacía sin ser manipulado por la mano del hombre. Pero esto no era más que una ilusión, como ha quedado demostrado, Mephisto era manejado por un jugador por medio de algún artilugio eléctrico. Está perfectamente documentado que fue controlado por el jugador Isidor Gunsberg (1854-1930), ganador de varios torneos internacionales y aspirante al título mundial. No es de extrañar que Mephisto no perdiese casi nunca.

          Entre sus numerosas víctimas estuvo el genial Mikhail Chigorin, sabiendo que era Gunsberg el que movía las piezas esta partida pudo haberse dado perfectamente en cualquier torneo. Así fue como Mephisto derrotó a uno de los mejores jugadores del mundo:

Mephisto - Chigorin, Mikhail

Londres 1883

1.e4 e5 2.Cc3 Cc6 3.f4 exf4 4.Cf3 g5 5.h4 g4 6.Cg5 h6 7.Cxf7 Rxf7 8.d4 f3 9.gxf3 Ae7 10.Ac4+ Rg7 11.Ae3 Axh4+ 12.Rd2 d5 13.exd5 Ca5 14.Ad3 Ae7 15.fxg4 Cf6 16.Axh6+ Txh6 17.g5 Txh1 18.Dxh1 Dh8 19.gxf6+ Axf6 20.Tg1+ Rf7 21.De4 Dh6+ 22.Rd1 Ad7 23.b4 Te8 24.Dg6+ Dxg6 25.Axg6+ Rf8 26.Axe8 Axe8 27.Tf1 Re7 28.d6+ cxd6 29.Cd5+ Rd8 30.Cxf6 1–0

    

                     Después de 5...g4                  Después de 15...Cf6

          Parece que Gunsberg fue el primer operador de Mephisto y así lo sería hasta 1899, año en que la máquina fue trasladada a París. Bajo los designios de Gunsberg, el autómata incluso ganó un torneo organizado por Counties Chess Association en 1878. Su sustituto fue el jugador francés Jean Taubenhaus (1850-1919). La última aparición de Mephisto se produjo en la Exposición Universal de París, después no se volvió a tener noticias de este ingenio salido del mismísimo infierno.

          De las 4 máquinas vistas en este artículo, Mephisto es la única en la que no quedó claro el modus operandi utilizado por el maestro para transmitir las jugadas al artilugio. Su funcionamiento es una incógnita y sólo se han hecho especulaciones, como que era manejado a distancia a través de algún mecanismo eléctrico. Para acabar, otra partida jugada por Mephisto... digo, por Gunsberg:

Mephisto - Beardswell

Londres 1878

1.e4 e5 2.f4 Ac5 3.Cf3 d6 4.Ac4 Cf6 5.d3 Ag4 6.h3 Axf3 7.Dxf3 0–0 8.Cc3 Cc6 9.f5 h6 10.g4 Cd4 11.Dg2 Ch7 12.h4 g5 13.hxg5 Cxg5 14.Txh6 Cdf3+ 15.Rd1 Rg7 16.f6+ Rxh6 17.Dxf3 Dd7 18.Dh3+ Rg6 19.Dh5+ Rxf6 20.Dxg5++ 1–0

Después de 15...Rg7

 

 

 

 

 

© Ajedrez de ataque. Todos los derechos reservados

Volver